Los mejores chistes super bestias

Jaimito llega tristón del colegio y va directamente a hablar con su madre.

– Mamá, mamá… en el colegio me han dicho que estoy loco.

– ¡Quién te ha dicho eso hijo mío!

– El gotelé y también me dio que te matara a ti que eres una mierda pinchada en un palo.

– Doctor, doctor me sangra el coño y no para ¿Que puedo hacer?

– Con un poco de arroz, unas morcillas

Jaimito, sube a casa.
– No quiero.
– Niño, no seas mal educado. Si no le haces caso a tu madre te subo yo, aunque tenga que arrastrarte.
– No por favor señor, no me suba, que si subo me vuelve a tirar por el balcón.

Mamá, mamá, Jaimito se ha hecho mierda.
—¿Cuántas veces te he dicho que en lugar de mierda digas caca?
—Pero mamá, es que Jaimito no se a hecho caca, sino que se ha caído por la ventana y está hecho mierda en la calle.

Mamá, mamá, Pepito está mordiéndole las uñas a la abuela.
—Pues cierra el ataúd.

Mamá, mamá, dame una galleta.
—Cójela tú mismo.
—Pero mamá, ¿es que no sabes que no tengo brazos?
—Ahhh! Pues si no hay brazos no hay galleta.

Mamá, mamá, dame una galleta.
—Cójela tú mismo.
—Pero mamá, ¿es que no sabes que no tengo brazos?
—Ahhh! Pues si no hay brazos no hay galleta.

Sí, yo soy Francisco Pérez.
—Yo soy el doctor que ha asistido a su esposa en el parto. Y me temo que su niño ha nacido subnormal, porque mire, lo dejo caer al suelo y no llora.
—¿Pero qué hace? ¿Esta usted loco?
—Mire, mire; lo cojo por los pies, le golpeo la cabeza contra la pared, y se pone todo perdido de sangre pero sigue sin llorar. Además, fíjese, le saco los ojos y no reacciona; señal clarísima de que no ve.
—¿Pero qué ha hecho? Ha matado a mi hijo.
—No, hombre, no. Ha sido una broma para que se fuese haciendo a la idea; su hijo ya nació muerto.

Entra un amigo de la familia de Jaimito al tanatorio por el fallecimiento de un familiar y le dice a la madre de Jaimito:

– Lo siento…

A lo que la madre dice:

– Nah, déjalo tumbado.

¿Quién ganaría en una partida de ajedrez entre un afgano y un norteamericano?
El afgano porque el norteamericano juega sin las torres.

El día del 50 aniversario de casados, el viejo le dice a la vieja:
-Me gustaría que me hicieras algo que hace tiempo que no haces…
-Dime y lo haré.
-Chúpamela.
La vieja empieza a hacerle el trabajo de su vida y cuando el viejo ya se corre en la boca de la vieja, él le dice que le pida lo que quiera, a lo que la vieja dice:
-Dame un beso con lengua.

Fue cuando Jaimito ya se había muerto y le estaban haciendo la autopsia. Al desnudarle, los doctores le encontraron un tatuaje que decía: “Mi última voluntad es que me hagan la circuncisión” . 

Ya se la estaban haciendo y el médico forense le encuentra otro tatuaje en todo su pene que decía: “Para que vean que hasta muerto me la siguen pelando, pringaos”.

Los chistes bestias, más bestias y si no caga y vete

Los chistes más bestias están aquí. El pícaro de Jaimito nos tiene guardadas muchas pequeñas historias de lo más extravagantes.

Además de ser chistes muy duros, puede que haya a quien no le haga gracia. Si eres una de esas personas simplemente cambia de categoría. Aquí simplemente queremos abarcar todo el humor posible para los chistes más obscenos. 

Si eres de esas personas a las que les afecta el humor negro o políticamente incorrecto

En otras categorías diferentes a los chistes bestias encontrarás chistes incluso para los más pequeños. Podemos encontrar hasta chistes duros relacionados con enfermedades, pero la intención no es ofender a ningún colectivo. Simplemente ridiculizar las enfermedades o los problemas con un humor un tanto peculiar.